La expresión que teje un misterio maravilloso hace trascender la estructura del pensamiento y traza un dibujo bellísimo a quien mira con otros ojos.

No sigo las líneas perfectas… sólo persigo palabras que me permitan vivir en ellas.

domingo, 2 de febrero de 2014

En Arrebato

"En mi corazón se agitan los pájaros que en él sembraste..."
Juan Gelman.

Así, buscar tu boca, embotellando
el asustado aliento, disueltos
en arrebato de asombro y deleite,
con el alma dilatada, esperábamos…
la avalancha loca, hasta que nuestros labios se encuentren.

Imagen- Adam Martinakis

Así, buscar el cielo, esa arquitectura adormecida,
el sabor del misterio, esas líneas, esa renuncia,
muriendo en cada beso delante de tu rostro
entre la ternura y el genocidio,
bajo el resplandor de la luna sombría.                     

Es entonces, que se abren los labios a profundos veranos,
y  me pierdo en tu piel impronunciable,
tu piel consagrada por las manos que me alumbra,
ir y venir mordiendo las paredes quemadas
en el mármol de los templos que construimos.




Gracias Enryke

Esa mujer se parecía a la palabra nunca,
desde la nuca le subía un encanto particular,
una especie de olvido donde guardar los ojos,
esa mujer se me instalaba en el costado izquierdo.
Atención, atención yo gritaba atención
pero ella invadía como el amor, como la noche,
las últimas señales que hice para el otoño
se acostaron tranquilas bajo el oleaje de sus manos.
Dentro de mí estallaron ruidos secos,
caían a pedazos la furia, la tristeza,
la señora llovía dulcemente
sobre mis huesos parados en la soledad.
Cuando se fue yo tiritaba como un condenado,
con un cuchillo brusco me maté
voy a pasar toda la muerte tendido con su nombre,
él moverá mi boca por la última vez.

Juan Gelman

Creative Commons Lizenzvertrag
Dieses Werk ist lizenziert unter einer Creative Commons Namensnennung 4.0 International Lizenz.

No hay comentarios: